Ande yo caliente…Asústese la gente

A veces, las bajas temperaturas pueden ir acompañadas de malos compañeros de viaje.

A pesar de que nuestros inviernos son bastante benevolentes, las plagas adoptan diferentes mecanismos para resistir las inclemencias del tiempo. Los insectos, debido a sus limitaciones acostumbran a utilizar estrategias de ahorro energético, ralentizando su actividad (cuando no hay parada biológica) y aprovechando las zonas con cierta temperatura y humedad que les ayude a pasar el frío. Ésta última estrategia es la adoptada por los roedores que con las bajas temperaturas invaden nuestras casas e instalaciones para buscar condiciones óptimas que les ayuden a pasar el invierno.

En la imagen superior puede verse cómo un ratón trepa por la pared buscando una oquedad para introducirse en un edificio

Ésta estrategia de resistencia de los roedores es peligrosa para personas y hasta para las propias ratas, en la fotografía superior puede verse cómo un roedor se electrocutó buscando el calor de las instalaciones y su impulso natural por roer, con el consecuente riesgo de cortocircuito

Excrementos de ratones en un interior

La buena empresa de control de plagas que quiera eliminar ratas, debe empezar antes que la plaga se introduzca.

El ahuyentador de ratas (por ejemplo los ultrasonidos para ratas) , no demuestra una capacidad real de repelencia de la plaga, por tanto, el exterminador de ratas, no sólo debe evaluar y proteger el entorno de la zona a proteger, sino también los posibles puntos de introducción de las ratas y ratones en los edificios.

Información eliminacion plagas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 11 =