Protección de edificios contra palomas

La protección de edificios debe tener en cuenta:

  1. Identificación de las aves a controlar (en éste caso, alejar). Obviamente son muy distintas, palomas que gaviotas, gorriones o estorninos.
  2. Identificar la utilización por parte de las aves del elemento constructivo (anidan, avistan o se posan puntualmente).
  3. Conocimiento del elemento a proteger, la naturaleza de los materiales, su forma y funcionalidad.
  4. Conocimiento del entorno del edificio.
  5. Evaluación de los distintos sistemas anti-aves (pinchos anti-palomas, sistema tipo birdpost -postes y alambres-, sistema de electro-repulsión ,redes, mallas, etc), su diseño específico y correcta instalación.

Sino se tienen en cuenta estos 5 puntos, el fracaso, es muy probable. Ya sea por falta de eficacia, por impacto estético, por daños constructivos o disminución o las funcionalidades del elemento protegido.

En la fotografía que se acompaña puede verse que se instalaron los pinchos sin tener en cuenta el entorno. Unos plataneros cercanos, han resultado un perjuicio para la estética, ya que sus hojas se han ensartado en los pinchos.

Instalación no llevada a cabo por Ibertrac

Si la decisión fue instalar los pinchos anti-palomas, primero se debió estudiar otro tipo de diseño que dificulte que se acumulen las hojas. En caso que el modelo a utilizar fuese necesariamente el instalado, entonces se deberían haber programado actuaciones de limpieza y mantenimiento periódicas.

Información eliminacion plagas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 15 =