¿Cómo prevenir la presencia de cucarachas en hostelería ?

Si bien no existe un sistema infalible para evitar la presencia de cucarachas en un restaurante o similar, si es posible habilitar el establecimiento y los hábitos de trabajo, para minimizar las posibilidades de incursión y establecimiento de la plaga en el local.

Conocer y reconocer al enemigo

En la península ibérica se conoce la presencia de 4 especies de cucarachas? Dos de ellas, están consideradas cómo plagas peridomésticas, es decir que se alojan alrededor de nuestras casas y las otras dos ocupan el interior de nuestros edificios. Pero las cuatro, en mayor o menor medida afectan la salubridad, la higiene y la imagen del establecimiento, por tanto es fundamental evitar su presencia:

  •  Blatella germanica (vulgarmente conocida cómo cucaracha rubia o del café). Anida en nuestras cocinas y lavabos y requiere de cierta humedad y temperatura. Acostumbran a entrar con las mercancías, aunque también pueden penetrar provienientes de dependencias cercanas infestadas o recién desinsectadas (efecto desplazamiento de la plaga). Esta plaga es genuinamente la que encontramos en el interior de cocinas, barras, cafeteras, motores, etc.

Germanica+Caques

 

  • Supella longipalpa (vulgarmente conocida cómo la de bandas marrones), anida de forma dispersa en zonas calientes (por ejemplo en las partes altas de las salas), nos es muy común pero se han dado algunos casos éstos últimos años. Se sospecha que su modo de entrada es mediante el género y las mercancías.
  • Periplaneta americana (vulgarmente, americana o cucaracha voladora). Acostumbra a anidar, en arquetas, en zonas donde no circula de forma eficiente las aguas residuales – cómo por ejemplo bajantes embozados o semi-embozados -, aunque también anida en sótanos, techos falsos, cuartos trasteros etc. Acostumbran a entrar aprovechando las comunicaciones de cloaca con el edificio (también pueden entrar por la puerta de la calle provenientes de un imbornal exterior). Una vez en el interior las hembras depositan sus ootecas (bolsas de huevos), pudiendo las nuevas generaciones adaptarse a la vida en el interior de los establecimientos, aunque raramente compartiendo espacios con las cucarachas anteriormente citadas.

 pa-Soterrani2

 

  • Blatta orientalis (se conoce cómo cucaracha negra o de cloaca). Compite con P. americana y en la actualidad escasea su presencia por ser menos eficientes que la P. americana.

BlattaOrient02

 

 Evitar los factores que puedan atraer a la plaga:

Debemos evitar que del interior salgan factores que atraigan a la plaga. ¿Qué factores son clave para estos insectos? La respuesta puede ser múltiple, pero si nos centramos en las más importantes son dos: Alimento y hábitat. El primero es obvio y el segundo se refiere a lugares de nidificación y escondrijo:

  • Deshacerse de la basura a diario
  • No acumular restos de comida ni sus residuos, en rincones.
  • Implantar una metodología de orden y limpieza diaria que permita el acceso en todos los rincones, incluso en los más recónditos, tanto en las zonas abiertas al público, cómo en cocinas y almacenes.
  • Evitar escapes y charcos que dificulten la limpieza y aporten humedad a los insectos
  •   Evitar acumular cajas, materiales y cartones que puedan servir de cobijo
  • Reparar agujeros, fisuras y juntas que puedan ayudar a las cucarachas
  • En caso de arquetas en el interior del local, elaborar un plan de limpieza periódica de las canalizaciones hacia la cloaca que evite la “abundancia” para las cucarachas.
  • No eliminar alimentos a través de los desagües.
  • Controlar dentro de lo posible las inmediaciones al establecimiento que puedan ser fuente de emisión de la plaga.

Evite que puedan entrar en su establecimiento:

 Debemos evitar la entrada de la plaga desde el exterior, desde los propios conductos de servicio del establecimiento y la entrada mediante la entrada de mercancías:

  • Colocar burletes en las puertas de entrada (no evitan en última instancia la entrada de la plaga si la fuente de atracción es grande, pero si que le pone trabas).
  • Colocar mosquiteras en puertas y ventanas. Típico de accesos a cocinas que dan a un patio y que acostumbran a estar abiertos.
  • Revisar y reparar tapas de los imbornales.
  • Revisar y reparar todos los desagües del establecimiento (por una fina junta las cucarachas pueden acceder).
  • Repasar las juntas de los bajantes que puedan haber (a menudo se encuentran en el interior de los techos falsos o cámaras de aire).
  • Conseguir la estanqueidad de las tapas de las arquetas.
  • Gestión de las mercancías: Abrir las cajas de alimentos para su correcta revisión, intentar reducir y/o controlar las cajas de bebidas.

Prevenga la instalación de la plaga:

A pesar de haber instaurado las medidas correctivas, anteriormente explicadas, no es imposible que las cucarachas consigan penetrar.

El profesional de la restauración, que todavía no tenga contratado a una empresa de Control de Plagas, no debe esperar a qué la plaga invada todo el establecimiento. A la mínima presencia, debe llamar al profesional del Control de Plagas. Las empresas de Control de Plagas, son las únicas capacitadas para realizar controles biocidas a terceros y las únicas que pueden garantizar la seguridad de las aplicaciones y su eficacia. Sanidad prohíbe de forma expresa el uso de biocidas domésticos en establecimientos públicos.

Hay empresas de control de plagas, que realizan intervenciones preventivas, mediante la instauración de trampas con feromonas para detectar la posible actividad o ausencia de cucarachas, realizando los tratamientos biocidas, única y exclusivamente a cuando es realmente necesario.

 IMG_4896

Trampa de detección con feromonas y resultado a la semana de su colocación

 

 

Información eliminacion plagas

Una respuesta a “¿Cómo prevenir la presencia de cucarachas en hostelería ?”

  1. En Ibertrac, la cadencia de visitas e inspecciones dependen de cada caso concreto, aunque por lo general no realizamos tratamientos calendarizados, sinó visitas e inspecciones, tratando únicamente cuando es necesario y de forma precoz, evitando así la proliferación de la plaga, pero racionalizando las aplicaciones químicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × uno =