Estimada administración: ¡Por favor, escuchen a los profesionales!

Desde el prestigioso blog de Anecpla se hace un llamamiento a las autoridades para que escuchen el clamor unánime de todas las asociaciones de control de plagas, que cómo una sola voz, reclaman receptividad por parte de la Administración.

ANECPLA, ADEPAP, ASEPLA, AESAM y ANEPROMA, asociaciones comprometidas en la formación del sector rechazan de pleno los cursos correspondientes a los niveles especiales para la aplicación de biocidas clasificados como muy tóxicos, y biocidas que sean o generen gases, cuyos programas aparecen en el anexo II de este real decreto (Disposición Transitoria Segunda del Real Decreto 830/2010).

Cómo profesionales del control de plagas, conocemos el uso de los gases en tratamientos de la madera se dirigen a termitas aéreas (o mal nombradas de la “madera seca”), y carcomas. Ambas plagas, tienen su tratamiento alternativo, que no requiere del uso de gases muy tóxicos, sino de sistemas menos peligrosos para personas y medio ambiente. Tratamientos alternativos que llevan a cabo la prácticamente totalidad de empresas del mercado.

En el blog de Anecpla se argumenta:

1) Más del 98% del personal técnico de las empresas biocidas no utilizan ni van a utilizar los biocidas incluidos en los programas de los niveles especiales.

2) La tendencia en Europa es a eliminar del mercado los biocidas peligrosos, por lo tanto, la disponibilidad de estos productos será cada vez menor.

3) Después de 40 horas de formación sobre biocidas que sean o generen gases (en la actualidad hay 4 biocidas con estas características) no significa que se puedan utilizar, sino que habría que hacer otra formación específica para determinados productos (p.ej: fluoruro de sulfurilo).

4) Hay coincidencia en alguno de los contenidos de los dos programas (Gases y CMR’s) y por lo tanto los alumnos recibirían la formación duplicada.

5) El sector de servicios biocidas está configurado por pequeñas empresas (más del 97% son Pymes con menos de 10 trabajadores) que deben destinar sus escasos recursos a aquellas acciones formativas que sean de utilidad y aplicación en el desarrollo de su actividad.

ANECPLA, ADEPAP, ASEPLA, AESAM y ANEPROMA, hacen a la Administración es que este tipo de cursos sólo deberían ser obligatorios para el personal técnico que los utilice, y que fueran, además, suficientes para poder aplicar cualquiera de los productos incluidos en estas clasificaciones, lo que lleva inherente una modificación de los programas actuales.

Información eliminacion plagas

3 Respuestas a “Estimada administración: ¡Por favor, escuchen a los profesionales!”

  1. Absolutamente de acuerdo con todos los argumentos. Confío en que la administración sepa reconocer su solidez y anule la exigencia o, por lo menos, modifique el requisito formativo hacia contenidosúutiles para el trabajador y para la empresa. Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 10 =