Carcoma, termitas, cucarachas, ratas, palomas y otras plagas…¿Son cultura?

Éste no es un blog cultural, pero aprovechando el evento de la feria Arco 2013, queremos dar un toque distinto a nuestro blog de control de plagas. Parece imposible, pero las plagas y la cultura a menudo se han tocado y a veces de forma brillante…
Ejemplos encontramos en la literatura, la pintura, el cine… Desde Miquel Barceló pasando por Hitchcock y hasta Kafka.

El pintor mallorquín Miquel Barceló en Mali, utilizó papeles comidos por termitas y a partir de sus residuos y agujeros, se inspiraba para su obra o sencillamente sus rastros formaban parte de la pieza terminada.

Edgar Allan Poe con sus famosos cuentos “El Escarabajo de Oro” o “El Corazón Delator”, es el ejemplo por excelencia. En el primero, el más famoso cuento, en vida del autor, una picada de un insecto desencadena la trama y en el segundo una carcoma (Xestobium rufovillosum, llamado vulgarmente “escarabajo del reloj de la muerte”) delata al asesino.

Imagen del blog Club de Pensadores Universales

¿O un clásico de los cómics de terror, cómo la antigua revista Creepy de la cual se hizo una película? Y para películas, la angustiosa “Los Pájaros” de Alfred Hitchcock

Imagen de la WebKedin.es

O la maravillosa descripción de de Franz Kafka, de los movimientos de las cucarachas, cuando Gregor Samsa se despierta encima de la cama, o cuando trepa por las paredes de su habitación y se esconde tras el arcón en su famosa obra “La metamorfosis”.

Imagen de Wikimedia

Y para terminar, nuestra preferida, “La rata” de Andrej Zaniewski, donde se explica en primera persona las peripecias de una rata, desde su nacimiento hasta su muerte, muy recomendable para todo aquel que quiera saber, cómo vive y piensa una rata (y que no sea de Disney, claro).

Imagen de Ibertrac

Casi todas las obras que se han citado muestran la plaga cómo algo terrorífico o angustioso, por tanto y por regla de tres, las empresas de control de plagas deben esforzarse para ser los “buenos de la peli”.

Información eliminacion plagas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − dieciseis =