La reina de la cloaca ha venido para quedarse

La reina de la cloaca podría tratarse de la rata, pero en éste caso, nos referimos a la cucaracha voladora o americana, su nombre científico es Periplaneta americana. La P. americana está considerada cómo una plaga peridoméstica, es decir que ocupa el perímetro de nuestras casas. Pero no siempre es así, si le damos una oportunidad, es capaz de invadir progresivamente edificios enteros, pero en ese caso el responsable principal seremos…¡Nosotros mismos!

Pa-pateoLa cucaracha americana  se encuentra en lugares oscuros, húmedos y cálidos. Frecuentemente se congrega en grupos en espacios más o menos abiertos, más que en grietas y hendiduras.” (Bennet, G.W., Owens, J.M., Corrigan, R.M. Guia científica de Truman para operaciones de manejo de plagas. 7a Edición. North Coast Media LLC. p.183).

Es cierto. A menudo encontramos Periplaneta americana en las arquetas de cloaca, leñeras, garajes, patios, etc… Normalmente éstas zonas son los puntos de formación de los focos principales desde los cuales cada individuo lanza sus propias expediciones, a la búsqueda de condiciones más favorables (ya sea temperatura y humedad, alimento, etc) o menor competencia o incluso un escondrijo a resguardo de depredadores (cómo los roedores de la cloaca).

Pa-Amagantse

La actividad en nuestras construcciones, se incrementa, durante la temporada del frío o calor extremo, sequía o temporadas lluviosas. Es por éste motivo que la implicación en el mantenimiento del edificio es fundamental, de lo contrario conseguiremos que las cucarachas que se introducen esporadicamente en nuestras casas, lleguen pero para quedarse. En ese caso es nuestro deber, recordar que en las cucarachas se han encontrado organismos infecciosos, cómo bacterias y a nivel experimental, han trasmitido diferentes formas de gastroenteritis. Los organismos que causan estas intoxicaciones alimentarias, se desarrollan en las patas y los cuerpos de las cucarachas, y se depositan en los alimentos y utensilios.

IMG_1978

Es fundamental en nuestros edificios evitar la entrada de la plaga del exterior y asegurar que no pueda existir propagación de la plaga desde los puntos favorables que hay en el interior de los edificios (techos falsos, arquetas interiores, bajantes parcialmente embozados, cámaras de aire, bajo bañeras y platos de ducha, etc). Por tanto el correcto uso y mantenimiento de un edificio, inevitablemente, conllevará una minimización de la plaga y consecuentemente una reducción de las posibles aplicaciones a realizar por la empresa de Control de Plagas.

IMG_4501

A veces no llegamos a ver al insecto, pero sí podemos llegar a ver los restos de su actividad, (excrementos – se pueden confundir con los de los ratones-, sus bolsas de huevos-  de 14 a 16 huevos por ooteca).

 

 

Información eliminacion plagas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =